• Buenos Aires - Argentina / Miami - USA /Santiago - Chile /Barcelona - España

"Diversas formas de expresión en el Arte"

El ESPEJO EN LAS DIFERENTES CULTURAS

Prehistoria

El cobre, y su aleación con el estaño y el bronce, fue uno de los primeros metales utilizados.

Los primeros espejos manufacturados eran de bronce (aleación de cobre y estaño), cobre o latón (aleación de cobre y cinc) pulidos. Los hombres de la prehistoria descubrieron que si tomaban una placa de ese metal y lo pulían fuertemente con un abrasivo, el hombre podía reflejarse en él.

En el siglo I de la era cristiana, Plinio, los hacía de vidrio con la cara posterior recubierta de plata o estaño. Este proceso de plateado no tuvo amplia difusión hasta que en el siglo XIII, los venecianos descubrieron una manera apropiada para realizarlo.


Egipcios

En la cultura egipcia se utilizó el espejo para representar al Dios Ra creador del mundo, quien representaba al sol y todo lo reflejaba. Se lo representaba con forma humana, cabeza de un halcón con una serpiente sagrada que envolvía como corona a un espejo de oro.

El espejo, era un objeto importante para las mujeres, ya que dedicaban mucho tiempo en la aplicación de sus maquillajes. El espejo con mango decorativo portátil era el mayor símbolo de la feminidad.
Los hombres y en especial los sacerdotes se miraban mientras se afeitaban la cabeza o se ponían las pelucas.

En Egipto, alrededor del 4500 Antes de Cristo, se encontró en “El-Badari”, incrustada en una pared, la primera pieza espejada egipcia con las características de espejo. Estaba realizada con un material reflejante parecido a la mica.

En múltiples papiros que representan ritos funerarios y ritos mágicos se han encontrado espejos dibujados para crear ilusiones ópticas y muchos aparecen en las tumbas de los faraones ya que creían en la felicidad después de la vida.

Griegos

Los antiguos griegos han influenciado al Imperio romano y a la civilización occidental en:
Lengua, política, sistemas educativos, filosofía, ciencia y artes.


Los griegos admiraban los espejos, encontramos su imagen en numerosas ilustraciones de vasos, urnas y frisos, mostrando mujeres mirándose frente al espejo, peinándose, escuchando música y hombres admirando su cuerpo.

Sócrates recomendaba el uso del espejo a sus discípulos para que, si eran hermosos usaran
con prudencia su belleza y si eran feos lo ocultaran mediante el cultivo de su espíritu.

La imagen femenina perfecta era la Diosa Afrodita, diosa del amor. La belleza era otorgada a la mujer como virtud esencial por eso es común observar a Afrodita sosteniendo un espejo en una de sus manos. El maquillaje fue asociado al engaño, dado que permitía ocultar defectos.

Etruscos

El arte etrusco se vio influido por el arte de la Grecia Clásica y es predecesor de la cultura Romana. El pueblo etrusco estuvo ubicado geográficamente en la Toscana. Se dedicaron a la fabricación de accesorios, utensilios y mobiliario para la exportación tanto hacia el norte de Europa como hacia Oriente. En orfebrería, trabajaron el bronce y los objetos producidos se caracterizaron por sus grabados, graneados, filigranas y repujados.

Creían en la felicidad después de la vida, a tal grado que recreaban la casa del difunto tal cual la había dejado para que el alma tuviera un lugar conocido donde vivir.

Los espejos fueron objetos manufacturados manualmente, ligeramente convexos, en bronce y plata, algunos tenían aleaciones con estaño y cobre, hechos de una sola pieza con un mango puntiagudo.

Por la parte trasera tenían grabados en relieve con diversos temas, en especial sexuales.

Fueron los primeros en fabricar espejos portátiles con una bisagra pequeña que permitía doblarlos en dos partes iguales para cerrarlos.


Celtas

Vivieron en la zona de Bretaña, fueron excelentes artesanos y muy expertos trabajando con el metal.

Los celtas imitaron los espejos de los griegos y etruscos en un principio hasta que crearon un estilo artístico distintivo que se vio reflejado en el arte de decorar sus espadas, joyería y la parte posterior de sus espejos.
Era un diseño asimétrico que los caracterizó, a base de líneas curvas y espirales.

Quien poseía un espejo indicaba un status alto dentro de la comunidad. Creían que la imagen de sus cabezas quedaba almacenada dentro de cada espejo por sus características mágicas.


Romanos

Se caracterizaban por sus suntuosos banquetes en palacios lujosos y grandes espectáculos, incluyendo las carreras de carros de combate y batallas de gladiadores.

Hacían pequeños espejos convexos de cristal en un molde en el cual vaciaban el vidrio soplado y una vez que tenían la forma de una esfera, rompían el molde. Esta técnica tuvo desventajas, ya que el vidrio romano tendía a decolorarse con el tiempo y producía deformaciones y burbujas.

Las mujeres romanas de clase alta, invertían mucho tiempo en embellecerse, en parte porque la belleza estaba asociada con la virtud y la fertilidad, cada mañana sus esclavas se encargaban de llevarles los objetos de baño necesarios: vasija de plata con agua, olla con agua caliente y un espejo; primero quitaban las cremas faciales con que se untaban por la noche a base de una mezcla de harina y leche y sus esclavas le daban un masaje con aceites antes de sumergirse en una bañera perfumada.

En el siglo XVII empezaron a fabricarse en Francia para la decoración de palacios y mansiones aristocráticas. Al agrandar el tamaño también les realizaban decoraciones con grabados o relieves mitológicos en el reverso. Los espejos de mano tenían el mango tallado en metal.

Hasta el Siglo XVIII Venecia ostentó el monopolio de la fabricación de los espejos de gran tamaño y de formas variadas que servían como objetos decorativos.


Chinos

La relación de los chinos con el espejo fue muy simbólica pues para su cultura significaba algo mágico más que algo utilitario. El revés de los espejos se decoraba con dragones, aves, plantas, flores, frutas, insectos y pájaros. También se los ornamentaba con símbolos complementarios de hombre y mujer (el yin y el yang).

Los primeros espejos chinos fueron muy brillantes, eran comparados con la luminosidad emanada del sol y de la luna. Los hacían de jade pulido, bronce y hierro. Eran objetos fascinantes, dignos de admiración. Los chinos tenían la costumbre de colgar pequeños espejos en las casas para ahuyentar los malos espíritus.

Los espejos de bronce eran extremadamente delicados porque estaban hechos de hojas muy delgadas.
Más tarde empezaron a manufacturarlos con moldes de cera que después eran retirados con un cincel y raspador, abrillantándolos con “xuanxi” que es una mezcla de estaño, aluminio y mercurio.

Los chinos tenían la costumbre de regalar espejos para ocasiones especiales y se los consideraba esenciales para tener acceso a la sabiduría ancestral. También era costumbre romperlos o dividirlos intencionalmente en dos partes para entregarse entre los novios simbolizando su amor y fidelidad.

Muchos espejos fueron encontrados en las tumbas como símbolo de luz para los difuntos. En algunas tumbas de matrimonios cada miembro de la pareja estaba enterrado con la mitad de su espejo. Muchas de las inscripciones encontradas en los espejos hacían referencias a la felicidad, prosperidad, salud, sabiduría y longevidad.


Hinduistas

El hinduismo ha existido durante más de 5000 años, no es una religión sino una suma de ellas, un conjunto de creencias metafísicas, religiosas, cultos, costumbres y rituales que conforman una tradición, en la que no existen ni órdenes sacerdotales que establezcan un dogma único, ni una organización central.

En la cuenca del río Ganges se establecieron un conglomerado de creencias procedentes de pueblos de diferentes regiones, que se aunaban con otros libros sagrados hindúes.

Los espejos encontrados en la zona tenían por el lado del revés escenas sobre la naturaleza, héroes atacados por águilas o escenas mitológicas.

Cerca de Issyk se encontró la tumba de un guerrero llamado “El hombre de oro” quien fue enterrado con una elaborada túnica hecha con 9000 placas en oro. En ella estaban representados leopardos, cabezas de tigres, ciervos, árboles y montañas. Junto a él se encontró una pequeña bolsa con un espejo dentro, quizás para asegurarse de que su alma llegase ilesa al otro mundo.


Japoneses

La fabricación de los espejos japoneses recibió la influencia de la cultura china, específicamente de la dinastía Han (207 Antes de Cristo a 220 Después de Cristo). En su mayoría tenían forma circular y llegaron a medir hasta 60 cm.de diámetro, medida mayor que la de los espejos chinos.

Los artesanos japoneses aprendieron a hacer sus propios espejos, conservaron el mismo patrón circular de los espejos chinos, pero crearon su propio estilo de decoración.

Los primeros espejos encontrados en Japón fueron a consecuencia del intercambio formal de regalos entre el emperador Ming-Ti, quien dio a la emperatriz japonesa Miyako, sedas, oro, perlas y cien espejos de bronce.

Dice la tradición que las madres regalaban a sus hijas como regalo de bodas, espejos en cuyo borde tenían grabados de tortugas, parejas de grullas, pinos y bambúes como símbolo para una larga vida llena de felicidad y fidelidad.

En sus reversos se encuentran antiguas formas que registran la mitología, filosofía, folklore y religión de esta civilización.

En el siglo XVII los espejos japoneses empezaron a ser de uso laico, las prostitutas y actores utilizaban espejos metálicos para maquillarse antes de cada representación. Llamaban la atención porque tenían un agujero en el centro para pasar una cuerda y poder usarlos colgados.

Los japoneses, generalmente relacionan los espejos con el sol como dador de vida y a su resplandor se lo asocia con las almas puras, indicando de qué manera se puede alcanzar una imagen perfecta del alma.


Culturas precolombinas

Estos pueblos prehispánicos o precolombinos habitaban el continente americano con anterioridad a la llegada de los colonizadores españoles.

Son los Olmecas, mayas, Zapotecas, Toltecas y Aztecas, fueron civilizaciones que se desarrollaron en América del Norte y Mesoamérica con características similares: sacrificios humanos, construcciones piramidales, escritura jeroglífica y espejos hechos de piedra.

Fueron civilizaciones fuertes que crearon sus propios códigos de vida, caracterizándose por su capacidad de convivencia con la realidad y en especial por su relación con lo mágico, que ha sido una de las características por las que han trascendido.

Cuenta la leyenda que con el descubrimiento de América, los europeos trajeron consigo espejos y que era tal la impresión que causaban en los autóctonos, que llegaron a cambiar esos espejitos por oro.


Incas

Se ubicaban donde hoy es Perú. Tuvieron gran desarrollo en el ámbito artístico, erigieron hermosos templos, ostentosos palacios y grandes fortalezas estratégicamente emplazadas:
El ”Machu Picchu” es su máximo exponente.

Los espejos que realizaban estaban hechos en plata y fueron utilizados sólo por las mujeres incas que pertenecían a la realeza para arreglar sus cabellos y maquillarse, pero los hombres nunca se miraban al espejo porque creían que era una actitud afeminada y vergonzosa.

Hallazgos arqueológicos sugieren que los primeros espejos fueron hechos en piedra de antracita de diversas formas: Trapezoidal, circular o cuadrada con un reflejo bastante imperfecto. Algunos de los fragmentos encontrados databan alrededor del 1500 Antes de Cristo.

Se encontraron espejos de pirita, de bronce, plata, oro, cobre y de un material llamado “tumbaga”, aleación hecha de cobre, plata y oro, fundida con la forma del objeto a realizar, la cual, al contacto con el oxígeno formaba una costra negra producida por el cobre, después se bañaba en una solución ligeramente ácida de orina y jugo de plantas para disolver la costra negra, dejando solo la capa de oro y plata. El último paso para terminar era calentar el oro de la superficie para pulirla.


Mayas

Los mayas ocupaban una extensa zona lo que al presente es la península mexicana del Yucatán, cerca del Golfo de México, entre el 1800 al 200 Antes de Cristo, donde actualmente están Guatemala, Honduras y el Salvador. Su cultura fue la de mayor prestigio y la más imponente entre las culturas precolombinas.

Para hacer espejos usaron piedras como pirita, hematites, antracita, mica, aluminio, plata, oro, bronce, hierro y obsidiana, todas ellas frágiles como el cristal y brillantes como el metal.
Algunos de ellos de más de treinta centímetros de diámetro, con incrustaciones de mosaico con los símbolos del sol, ojos, caras, flores, mariposas, fuego, agua, arañas o escudos.

Los consideraban objetos mágicos y con carácter diabólico porque creían que la imagen que se reflejaba en el espejo quedaba atrapada en el espejo y sólo reflejaba la esencia de la persona ahuyentando a los malos espíritus.

Los chamanes, curanderos o brujos creían que los espejos creaban una conexión con los espíritus que habitaban en un mundo paralelo, dicha sociedad fluctuó entre lo real y lo mágico.


Olmecas

Se desarrollaron en una pequeña y pantanosa zona cerca del Golfo de México, entre el 900 y el 400 Antes de Cristo.

Utilizaron los espejos como objetos importantes dentro de sus rituales y les otorgaban menos importancia en sus actividades cotidianas.

Se han encontrado espejos de pirita y obsidiana, crearon espejos cóncavos de magnetite, ilemite y hematites, con una medida de diez centímetros de diámetro, otros fueron de forma parabólica ideales para reflejar la luz solar.

Una de las muchas esculturas que realizaron los Olmecas mostraba a un jaguar con un espejo colgado del pecho que copulaba con una mujer.


Toltecas

Residían en la meseta central mexicana desde finales del siglo VII hasta mediados del siglo XII y se fusionaron con la cultura maya en su expansión hasta la península de Yucatán.

Una de las deidades más importantes, está representada con un espejo que humea ubicado en la parte de atrás de una cinta que le ciñe la cabeza, lleva además un pectoral que tiene un anillo de concha que simboliza el universo.

Los sacerdotes se pintaban la cabeza con pigmento negro y entraban en trance para iniciar un ritual que les haría ver el futuro a través de un espejo de obsidiana.

Los toltecas cambiaron las tranquilas costumbres mayas por templos que dieron lugar a ciudades guerreras y a una religión más belicosa.


Aztecas

Los aztecas fueron el último pueblo mesoamericano, con una rica y compleja tradición religiosa, política, cosmológica, astronómica, filosófica y artística, aprendida y desarrollada por los pueblos de Mesoamérica a lo largo de muchos siglos.

Su territorio corresponde a la mitad sur del México actual. Desarrollaron una gran actividad cultural desde unos 2000 años Antes de Cristo.

Sus manifestaciones artísticas se encuentran entre las más importantes de Mesoamérica, antes de la llegada de los europeos.

Los antiguos aztecas acostumbraban a dejar en la puerta de sus hogares, a manera de espejo, a veces un cuenco de agua o un cuchillo colgado para proteger sus hogares de las brujas.

La guerra y la religión para los aztecas eran inseparables. Siempre en permanente guerra con sus vecinos obtenían prisioneros-víctimas que sacrificar a los dioses. El arte azteca es violento y rudo. © 2016

Susana Weingast


© Susana Weingast – Todos los derechos reservados